Llamar¿Te llamamos? Enviar email
Blog La clínica Nº Registro Sanitario: CS17997

La higiene bucal es esencial para mantener una buena salud dental, pero muchas veces cepillarse los dientes y usar hilo dental no es suficiente.

Un irrigador dental puede ser una excelente adición a su rutina de higiene bucal, permitiéndole alcanzar áreas de difícil acceso en su boca y proporcionar una limpieza profunda.

En este artículo, exploraremos todo lo que necesita saber sobre los irrigadores dentales, desde cómo funcionan hasta cómo elegir el adecuado para usted.

¿Qué es un irrigador dental?

Un irrigador dental es un dispositivo que utiliza un chorro de agua o solución para limpiar los espacios interdentales y debajo de la línea de las encías.

También se le conoce como irrigador bucal o limpiador dental. Es una excelente herramienta para aquellos que desean complementar su cepillado diario y mejorar la salud de sus encías.

¿Cómo funciona un irrigador dental?

Un irrigador dental funciona mediante la creación de un chorro de agua o solución a alta presión que se dirige a través de una punta especial diseñada para limpiar entre los dientes y debajo de la línea de las encías.

El chorro de agua o solución puede ser ajustado según la presión deseada y puede proporcionar una limpieza profunda y eficaz.

¿Cuáles son los beneficios de usar un irrigador dental?

Hay varios beneficios en el uso de un irrigador dental, incluyendo:

  • Limpieza profunda: los irrigadores dentales pueden llegar a áreas de difícil acceso en la boca y proporcionar una limpieza más profunda que el cepillado y el hilo dental solos.
  • Reducción de la placa y las bacterias: los irrigadores dentales pueden reducir la cantidad de placa y bacterias en la boca, lo que puede ayudar a prevenir la caries dental y la enfermedad de las encías.
  • Mejora la salud de las encías: los irrigadores dentales pueden ayudar a reducir la inflamación de las encías y prevenir la enfermedad de las encías.
  • Frescura duradera: los irrigadores dentales pueden ayudar a refrescar el aliento y proporcionar una sensación de frescura duradera.

¿Quiénes deben usar un irrigador dental?

Los irrigadores dentales son excelentes para cualquier persona que desee complementar su cepillado diario y mejorar la salud de sus encías.

Sin embargo, son especialmente útiles para aquellos que tienen problemas de salud dental, como enfermedad de las encías o caries frecuentes.

¿Cómo elegir el irrigador dental adecuado para usted?

Al elegir un irrigador dental, hay varias características que debe considerar, incluyendo:

  • Presión: asegúrese de elegir un irrigador dental con ajustes de presión para que pueda personalizar su limpieza según sus necesidades.
  • Tamaño y capacidad del depósito: elija un irrigador dental con un depósito lo suficientemente grande para satisfacer sus necesidades de limpieza.
  • Punta: asegúrese de que el irrigador dental que elija tenga una variedad de puntas para adaptarse a sus necesidades de limpieza.

Tipo de corriente: algunos irrigadores dentales utilizan una corriente de agua, mientras que otros utilizan una corriente de solución.

Asegúrese de elegir el tipo de corriente que mejor se adapte a sus necesidades de limpieza.

¿Cómo se usa un irrigador dental?

Para usar un irrigador dental, siga estos sencillos pasos:

  1. Llene el depósito con agua o solución según las instrucciones del fabricante.
  2. Seleccione la punta adecuada y asegúrese de que esté firmemente colocada en el dispositivo.
  3. Ajuste la presión según sus necesidades de limpieza.
  4. Apunte la punta hacia los espacios entre los dientes y debajo de la línea de las encías y encienda el dispositivo.
  5. Mueva la punta lentamente de un diente a otro, asegurándose de cubrir todas las áreas de la boca.
  6. Una vez que haya terminado, apague el dispositivo y enjuague su boca con agua limpia.

¿Con qué frecuencia se debe usar un irrigador dental?

Se recomienda usar un irrigador dental al menos una vez al día, preferiblemente antes de acostarse. Sin embargo, es importante hablar con su dentista para determinar la frecuencia adecuada para su situación específica.

¿Hay alguna precaución que se deba tomar al usar un irrigador dental?

Sí, hay algunas precauciones que se deben tomar al usar un irrigador dental, incluyendo:

  • No apunte el chorro de agua directamente hacia las encías, ya que esto puede causar daño o sangrado.
  • No use agua del grifo en el depósito, ya que puede contener bacterias o minerales que pueden dañar el dispositivo.
  • Siga siempre las instrucciones del fabricante y asegúrese de limpiar y mantener adecuadamente el dispositivo.

¿Cuál es la diferencia entre un irrigador dental y el hilo dental?

Ambos son herramientas de limpieza bucal, pero hay algunas diferencias entre un irrigador dental y el hilo dental.

El hilo dental se utiliza para eliminar la placa y los restos de alimentos entre los dientes y debajo de la línea de las encías, mientras que el irrigador dental utiliza agua o solución para limpiar estas áreas.

Además, el irrigador dental puede llegar a áreas de difícil acceso en la boca y proporcionar una limpieza más profunda que el hilo dental solo.


Si has notado que tu higiene dental no es la adecuada y hace mucho tiempo que no te haces una limpieza dental y revisión, ¡solicita una cita en nuestra clínica! Además, tu primera visita será gratuita.

Nuestro equipo de dentistas especializados en tratamientos dentales evaluará personalmente tu caso y te dará un diagnóstico. Ven a visitarnos, estamos ubicados en pleno centro de Vallecas.